Ventanas de Aluminio Correderas

Las ventanas de aluminio correderas son una opción muy popular en los cerramientos de aluminio, ya que son super fáciles de abrir y cerrar, no ocupan espacio y son mucho más cómodas que las ventanas abatibles pues nos permiten mucho más control y versatilidad en la apertura.

Ventanas de Aluminio Correderas
Ventanas correderas de aluminio

Sin embargo, cuando hablamos de rotura de puente térmico en ventanas correderas de aluminio, la cosa cambia.

La capacidad de aislante térmico de una ventana corredera es notablemente inferior a la de una ventana de aluminio practicable, principalmente por el cierre.

A la hora de cerrar una ventana corredera, normalmente sólo hay que deslizarla hasta que escuchamos el “click”. Esto es muy cómodo y fácil de utilizar y por eso le encanta a la mayoría de la gente, pero no es muy eficiente energéticamente hablando ya que no hay ningún tipo de “presión” entre el marco y la ventana que dificulte la pérdida de energía o calor. Lo más normal es que siempre queden micro corrientes de aire que aunque sean imperceptibles, esta disminuyendo notablemente la eficiencia energética de la vivienda. Hoy en día las ventanas correderas también pueden venir equipadas con rotura de puente térmico, pero los efectos de los beneficios de esa rotura se diluyen en las desventajas del cierre ineficiente de la ventana.

No obstante, esto no quiere decir que haya que descartarlas directamente, pues hoy en día vienen con una gruesa capa de materiales aislantes en la zona del cierre que mitigan bastante las pérdidas. La realidad es que nunca podrán competir en lo que a aislante térmico se refiere, pero dependiendo del clima en la ubicación geográfica donde se encuentre la casa y la orientación de la vivienda, puede ser aceptable “renunciar” a ese extra de eficiencia energética en favor de la comodidad y versatilidad que nos proporciona su apertura deslizante.

Para concluir, a pesar de que estamos hablando de ventanas, nos gustaría comentar que también existen puertas correderas de aluminio con rotura de puente térmico que tienen el mismo problema. Sin embargo, hace relativamente poco tiempo han empezado a comercializarse modelos de puertas con un sistema de cierre diferente que mejora sustancialmente su capacidad de aislante térmico.

Este sistema de cierre viene a ser algo similar al de las ventanas y puertas practicables, y como como veremos en la siguiente imagen también hay modelos de ventanas que incorporan este cierre, aunque su uso no se ha popularizado tanto como en las puertas, probablemente porque no es tan práctico como el cierre tradicional, además de ocupar más espacio y afectar a la estética de la ventana.

Ventana corredera con rotura de puente térmico y cierre más eficiente

Como se aprecia en la fotografía, este cierre permite que al girar la manilla se ejerza un poco de presión entre el marco y la ventana, de forma que el cierre quede “sellado” y no permita que se escape el calor ni haya corrientes de aire. El cierre requiere apretar firmemente el mango a la hora de girarlo, tanto para abrir como para cerrar, lo cual hace que no sea tan cómodo como un cierre clásico y es probablemente un factor clave por el cual no se han popularizado tanto frente al sistema tradicional.

En definitiva, las ventanas correderas, son una excelente solución para muchas situaciones debido principalmente a la versatilidad y adaptabilidad del aluminio, y el hecho de que sean correderas es especialmente interesante para los casos donde no hay espacio para instalar puertas con bisagra practicables u oscilobatientes. Si sigue con dudas respecto a que ventanas instalar no dude en contactar con nosotros, nuestros especialistas en aluminios estarán encantados de ayudarle.

Esperamos que le haya servido de ayuda esta guía sobre las ventanas correderas de aluminio, no dude en contactarnos para cualquier consulta o sugerencia.

Have any Question or Comment?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *