Rotura de puente térmico Casero

Si esta buscando información acerca de la rotura de puente térmico casero, ha llegado al lugar adecuado ya que somos expertos en este tema.

Seguro que ha oido hablar de la rotura de puente térmico (también llamado RPT). Últimamente, parece que no se habla de otra cosa en el ámbito de la eficiencia térmica, los cerramientos de aluminio, la instalación de ventanas, e incluso la pintura de paredes. Como dirían los “gringos” parece que es el mejor invento desde el pan de molde en rebanadas. A decir verdad, el rpt es el no va más en cuanto a aislantes en ventanas, pero como seguramente sabrá, tiene un precio que roza lo prohibitivo para según que presupuestos.

¿Pero que hay de las técnicas artesanales o caseras, alternativas para los casos en los que el RPT no es una opción, ya sea por motivos presupuestarios, logísticos, etc?

rotura de puente termico casero

Primero, hablemos un poco de la teoría para poder entender la problemática y las posibles soluciones alternativas. Los principios de la rotura de puente térmico son muy sencillos: Consiste en intercalar un material no conductor entre medias de un material conductor, para evitar que se propague la energía térmica.

La rotura de puente térmico es como levantar una pared en la mitad de una finca para separar el ganado que hay dentro.

Es esta división nunca podrá ser perfecta, siempre minúsculas pérdidas (agujeros en la pared) por las que el calor/frío se irá escapando lentamente, pero la idea es mantenerlo durante el mayor tiempo posible.

Pero vayamos al tema que nos atañe, las técnicas caseras que se pueden aplicar para que se produzca esa rotura del puente térmico que nos ayude a mejorar nuestra eficiencia térmica, con el consiguiente ahorro tanto energético como económico.

¿Cómo podemos romper el puente térmico de forma “casera”?

Para explicar esto antes tenemos que entender como funcionan las soluciones “profesionales”.

Veamos la siguiente imagen de una ventana de aluminio con rotura de puente térmico:

Rotura de puente térmico ventana

Como vemos el aluminio de ambos lados de la ventana no esta en contacto en ningún momento gracias a esos separadores que no son más que trozos de plástico.

La diferencia entre esa ventana y una que no tiene rotura de puente térmico (también llamado RPT), no es más que esos plásticos.

Le recordamos puede mejorar la eficiencia térmica de su vivienda de forma casera siguiendo los consejos de este articulo.

Si bien existen multitud de modelos de ventanas, distinta anchura de vidrios, etc. pero la diferencia fundamental que causa la rotura térmica es el plástico (PVC) del interior del marco.

Pero vayamos al grano, seguro que usted sabe que una ventana con RPT es mucho más costosa a nivel económico que una sin RPT. Esto es debido a los costes de fabricación al tener que incrustar los plásticos entre medias, la complejidad es mucho más elevada que en los marcos sencillos.

En cualquier caso, ¿qué se puede hacer si no tenemos una ventana con RPT y no podemos permitirnos cambiar la que tenemos? ¿Hay alguna solución casera o artesanal que podamos hacer nosotros mismos para causar esa rotura térmica sin que nos salga por “un ojo de la cara”?

El puente térmico tiene un efecto impactante en la eficiencia energética de las ventanas. Los fabricantes de cerramientos de aluminio tratan de diseñar marcos de ventanas con RPT, para que solo quienes tienen restricciones de presupuesto se conformen con marcos estándar.

Quizás le interese informarse de cómo aislar el ruido de la calle

En primer lugar, averigüe si su ventana tiene RPT

La antigüedad y la marca de una ventana le dará una idea de si el marco tiene rotura térmica. Un rápido vistazo a la ventana suele ser más que suficiente para determinar el estado y el grado de deterioro, los posibles desperfectos o daños que tenga, así como si el vidrio es de una sola hoja, doble vidrio, o aislado.

Muchos de los marcos de acero y aluminio existentes no se concibieron originalmente con rotura de puente térmico. Por desgracia, es “casi imposible” añadir roturas térmicas a un marco existente, ya que el área del aluminio es muy pequeña en relación con el área del vidrio. Cuando reemplazar por completo la ventana no es una opción, lo mejor que se puede hacer es aislar el vidrio.

Tenemos que ser sinceros con usted, la verdad es que o existe ningún método casero que podamos enseñarle para producir la rotura del puente térmico en sus ventanas de aluminio. Esto es debido principalmente al diseño de los marcos que originariamente no fueron concebidos para albergar un plástico entre medias, de manera que no hay espacio ni posibilidad de introducir una lámina de PVC ni nada semejante al no ser que se reemplacen los marcos al completo, lo cual equivale a comprar una ventana nueva. Así que no crea en “cuentos chinos” de su cuñado, porque no es posible convertir una ventana tradicional en una con RPT sin reemplazar casi al totalidad de sus componentes.

Sin embargo, esto no quiere decir que no se pueda hacer nada. Podemos aplicar multitud de mejoras en nuestras ventanas que incrementarán la eficiencia térmica y reducirán las pérdidas energéticas cuando la rotura térmica no sea posible. A continuación le explicamos varias técnicas caseras y económicas que puede implementar usted mismo o con ayuda de un experto:

Aisle el vidrio

En el caso de las ventanas de vidrio fijo, hay compañías que pueden fabricar a medida un acristalamiento que se coloca sobre la ventana existente, proporcionando una rotura térmica y creando un espacio de aire aislante entre el vidrio existente. Se puede instalar tanto en el interior como en el exterior y es mucho menos costoso que reemplazar la ventana al completo.

Instale toldos y/o cortinas opacas

No subestime el efecto que puede tener un toldo o una cortina opaca, ya que pueden conseguir una diferencia de hasta 4 grados. Las cortinas son más económicas y sirven tanto para bloquear el calor como para el frío.

También existe la técnica casera de colocar laminas adhesivas al cristal, que no solo proporcionan protección solar sino también tiene un gran poder aislante.

Utilice pintura aislante para sus paredes

¿Esta pensando en dar una nueva capa de pintura para reformar su piso? No deje pasar la oportunidad de utilizar pintura térmica para paredes. Su precio es superior a la pintura normal, pero el resultado valdrá la pena. Esta técnica la puede aplicar usted mismo, tan solo tiene que comprar la pintura y dar una o varias capas a las paredes. Se trata de una pintura especial que tiene unos diminutos “grumos” o bolitas de aire en su interior, que una vez aplicadas sobre la pared ejercerán de rotura del puente térmico de sus muros, proporcionándole un mayor confort mejorando la retención térmica e incluso acústica del interior.

Si esta construyendo o reformando, le aconsejamos:

1. Debería alinear las roturas térmicas de los marcos con la unidad de vidrio aislante.

2. Para las fachadas, utilice subsuelos con base con rotura de puente térmico. De esta manera ayudará al drenaje del agua que penetra en el sistema. Puede utilizar vinilo u otros materiales de baja conductividad para los acabados de los subsuelos cuando no disponga de diques con RPT.

3. Para los muros “cortina”, maximice la distancia de separación térmica entre la placa de presión de aluminio y el montante estructural. Cuando se necesite un mayor rendimiento térmico, considere el uso de placas de presión y espaciadores de fibra de vidrio o vinilo en lugar de placas de aluminio.

4. Use unidades de vidrio aislante tanto para las áreas de visión como para las de las enjutas. Los espaciadores de acero inoxidable o de “borde caliente” con RPT se utilizan a menudo como medio para reducir los efectos de puente térmico entre los cristales. Otras opciones para mejorar el rendimiento térmico son las ventanas de triple acristalamiento o el vidrio aislado al vacío. Las opciones de acristalamiento en forma de espiral para un mayor rendimiento térmico también incluyen el uso de paneles aislados al vacío que se intercalan entre el vidrio exterior ligero y el revestimiento metálico interior.

5. Alinee la rotura térmica en el sistema de ventanas lo más cerca posible del aislamiento en el conjunto de la pared circundante. Las compensaciones entre las capas de aislamiento y las roturas térmicas en las ventanas pueden proporcionar una trayectoria de flujo de calor o un puente térmico. Considere cuidadosamente la colocación de la ventana dentro de la abertura para minimizar los efectos de puente térmico.

6. Deje una separación adecuada entre los revestimientos perimetrales y el sistema de ventanas para minimizar la pérdida directa de calor. Los ángulos de fijación deben estar ubicados en el lado interior del puente térmico, así como en el lado interior de la capa aislante de la construcción de la pared perimetral, siempre que sea posible. No extienda nunca los soportes a lo largo de la rotura térmica.

7. Instale roturas térmicas en todos los zócalos o molduras del perímetro que rodean la ventana. Los rebordes no deben extenderse más allá de la rotura térmica en el sistema de ventanas. Puede crear las extensiones de molduras con láminas de silicona perforadas o zócalos de membrana.

8. Aplique una barrera de aire en el perímetro del sistema de ventanas que está integrado con el sistema de paredes circundantes. El flujo de aire alrededor de los marcos desde el exterior o desde las cavidades dentro del sistema de paredes que se ventilan hacia el exterior puede reducir el beneficio de rendimiento de las roturas térmicas.

ideas para mejorar el rendimiento de ventanas sin rotura de puente térmico

La rotura de puente térmico evita que la temperatura y el ruido “atraviesen” la ventana. Las ventanas que no disponen de RPT permiten que el calor fluya desde el exterior al interior, lo cual hace que en verano se recaliente la casa, pero también producen el efecto contrario, de manera que en invierno todo el calor generado por la calefacción se “escapa” a través de las ventanas, encareciendo los gastos, y reduciendo el comfort de su hogar.

Si no dispone de presupuesto para renovar sus ventanas, a continuación le explicamos varios métodos caseros y económicos para mitigar la ausencia de RPT en sus cerramientos de aluminio.

Estores de bambú para frenar el calor

Las persianas de bambú se pueden colocar en el exterior de la ventana, o en su defecto puede usar estores de bambú para interiores. Se venden en grandes almacenes y tiendas de bricolaje, y son baratos. Las persianas suelen ser más eficaces y por tanto recomendables, si bien al estar a la intemperie durarán menos.

Lo bueno es que dejan pasar la luz y el aire, y son muy fáciles de instalar (y también se pueden quitar durante los meses de invierno).

Toldos para dar sombra

Los toldos hacen que se proyecte sombra sobre las ventanas y pueden llegar a reducir hasta 4 grados centígrados la temperatura del interior. Se pueden hacer a medida y los hay con texturas transparentes e incluso translúcidas. Dan muy buenos resultados, sin embargo, según el modelo pueden llegar a costar mas que una ventana con rotura de puente térmico, pero hay modelos genéricos relativamente económicos que le recomendamos valorar. Tenga en cuenta que la instalación suele requerir de un profesional, lo cual de nuevo encarece la solución.

Cortinas opacas aislantes

Las cortinas opacas se colocan en el interior de las ventanas, y son una especie de plástico, normalmente poliester, que bloquea totalmente la luz y cubre la totalidad de las dimensiones de la ventana. Aunque no eliminan la condensación ni se pueden comparar a un toldo, lo cierto es que contienen bastante tanto el frío como el calor, y son relativamente económicas. También son populares en su utilización para los lugares donde no hay persianas, como países extranjeros.

Láminas aislantes de protección solar

Otra opción a considerar son las láminas térmicas, que se adhieren al cristal de las ventanas, evitando que se recaliente. Son transparentes de manera que no quitan luminosidad, pero si consiguen reducir el calor que se filtra al interior de la vivienda, además de proporcionar protección frente a los rayos UVA y evitar deslumbramientos.

También se pueden colocar por fuera algunos modelos aunque no es lo más común. Son relativamente baratas y se pueden adquirir en muchas ferreterías. Puede instalarlas cualquiera sin necesidad de ayuda, y cumplen su función, pero no obran milagros.

Evite que las cortinas bloqueen los radiadores

Esto es algo básico pero que a menudo pasa desapercibido en la mayoría de los hogares. A menudo estamos más pendientes de la estética de nuestro hogar que de su eficiencia energética. Muchas veces nos preocupamos de tener largas cortinas que lleguen hasta el suelo y queden bonitas, sin pensar que si hay un radiador detrás estamos impidiendo el paso del calor.

Las cortinas largas y gruesas son el mayor enemigo de los radiadores, y es importante retirarlas cuando tenemos la calefacción, pues es mucho más importante dejar pasar el calor y tener una temperatura agradable que la ornamentación y el atrezzo. Este consejo le ayudará a que la casa se caliente en menos tiempo y con menos dinero.

Esperamos que estos consejos acerca del rpt casero le hayan ayudado y le sirvan para mejorar la eficiencia térmica de su hogar de forma asequible y sencilla.

Quedamos a su entera disposición, o dude en consultarnos cualquier duda que le surja.