Puertas Correderas

Esta claro que donde hay ventanas de aluminio correderas, también hay puertas correderas. En el ámbito del aluminio, ya sea para cerramientos de interior o de exterior, las puertas siempre son una parte clave ya que juegan un papel fundamental, pues su función no se limita a la de una ventana, sino que además tiene que permitirnos el paso, con lo cual el tamaño y la seguridad son factores muy importante.

Mucha gente compra estas puertas para su instalación en una terraza, también llamadas “balconeras”. En estos casos, los materiales empleados suelen ser aluminio con cristal, para que deje pasar la luz y no quite luminosidad al interior.

Este producto genera mucha controversia, por lo que veremos a continuación, estudiando sus pros y sus contras, así como su viabilidad en cuanto a precios, etc.

Ventajas de las puertas correderas

Las ventajas de usar este tipo de puerta son múltiples:

  • Por un lado, nos brindan más luz natural y luminosidad, además de transmitir una sensación de amplitud y espacio que no siempre se obtiene con las puertas de apertura con visagra, ya que siempre hay que dejar un margen para la apertura, y ocupan sitio cuando están abiertas.
  • Son ideales para conectar las viviendas con zonas privadas o comunales tales como un patio interior, un jardín, una piscina comunitaria, etc. Por eso se ven mucho en urbanizaciones en cuyo interior hay zonas compartidas por los vecinos del bloque de edificios. No dan visibilidad de lo que hay al otro lado y eso es muy agradable cuando podemos disfrutar de una bonita vista de nuestro jardín o de la piscina al otro lado.
  • Se limpian con mucha facilidad, dado que la mayor parte de la puerta es el cristal, no nos llevara mucho trabajo con apenas un poco de agua y un trapo o pasarle una bayeta para que no se acumule la suciedad y el polvo.
  • Pueden ser de un tamaño significativamente mayor al de una puerta tradicional, lo cual facilita mucho las cosas al ahora de manipular objetos de grandes dimensiones como muebles, colchones, etc. que de otra manera sería mucho más complicado meter o sacar a través de una puerta mucho más estrecha. Esto nos permite por ejemplo sacar un sofa a la terraza sin tener que desmontarlo, lo cual es muy cómodo y común en los meses de verano.

Inconvenientes de las puertas correderas

Por mucho que las ventajas sean prometedoras, ahora veremos que no es oro todo lo que reluce.

  • El precio es un factor muy a tener en cuenta, ya que estas puertas, al ser tan grandes pueden ser bastante más caras que una puerta normal. Los materiales necesarios para hacer una puerta corredera de grandes dimensiones son más costosos que otras puertas practicables fabricadas con materiales más baratos como la madera o puertas opacas de aluminio.
  • Requieren cierto mantenimiento para que los carriles estén bien engrasados y se deslicen con facilidad. Sino, puede resultar difícil moverlas, requiriendo un gran esfuerzo, o puede incluso que se atasquen y no se puedan cerrar/abrir por completo hasta que el carril haya sido limpiado o reparado. También puede ser que la puerta chirrie y haga ruidos molestos al deslizarla si hay alguna piedrecita o arenilla, o cualquier otro material causando fricción mientras la puerta se abre o cierra.
  • La seguridad de una puerta corredera es un aspecto a tener en cuenta si se va a instalar de cara a la calle, ya que si bien hay puertas con cierres relativamente robustos, e incluso con cerraduras y llaves, no van a ser tan seguras como una puerta de apertura clásica, ya sea de aluminio, madera o cualquier otro material.
  • Por último pero no menos importante, la capacidad de aislante térmico de una puerta corredera suele ser bastante inferior al de una practicable, principalmente por el tipo de cierre, tal y como ya hemos explicado por activa y por pasiva en esta página. En el caso de las puertas, al ser de mayor tamaño que las ventanas, este problema se incrementa al no ser que   se utilicen vidrios de una anchura considerable, lo cual tiene un coste asociado importante. Una posible solución consiste en instalar puertas correderas dobles, al igual que la doble ventana, pero obviamente esto doblara los costes del material.

Por qué comprar puertas correderas?

En conclusion, las puertas correderas de aluminio son una opción muy interesante y en función de nuestras necesidades pueden ser la mejor solución, pero no hay que perder de vista los inconvenientes, para así poder sopesar mejor si es preciso decantarnos por alternativas más baratas u otras opciones que pueden ser igualmente válidas tales como las puertas abatibles, empotradas, colgantes, etc.

Nosotros hemos tenido muy buenas experiencias instalándolas en diversas areas, especialmente cuando se trata de delimitar el acceso a una zonas privadas que no dan directamente a la calle, como por ejemplo un jardín o patio interior.

Esperamos que la información aquí expuesta sobre puertas correderas resulte de utilidad. Para cualquier consulta no duden en contactarnos.

Have any Question or Comment?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *