Pintura térmica para paredes

¿Qué es la pintura térmica?

La pintura termoaislante es una sustancia que además de dar color, tiene propiedades aislantes que ayudan a contener la temperatura dentro de una vivienda. Esto significa que no sólo sirven para mantener el calor en invierno, sino que también ayudan a conservar el frescor del aire acondicionado en verano.

Se trata de un producto revolucionario en el ámbito de los aislantes térmicos para el hogar, ya que antiguamente la alternativa era forrar las paredes con algún tipo de material aislante como lana de roca, rollos o planchas de espuma de polietileno, o materiales similares.

Puede que le interese información acerca de la pintura ecológica

Pintura con rotura de puente térmico (RPT)

Esta pintura es muy espesa y contiene diminutas partículas que consiguen crear una especie de cámara de aire. De esta manera es como se consigue romper el puente térmico y el efecto aislante, evitando que salga el frío en invierno o que penetre el calor en verano.

Usos de la pintura aislante

Básicamente, el uso de este tipo de pintura esta indicado para cualquier vivienda o habitáculo con paredes estrechas y baja eficiencia energética, es decir, la mayoría de los pisos que se construyen hoy en día. Las constructoras últimamente se preocupan más de ahorrar en materiales para obtener el máximo beneficio con la venta de los inmuebles, que del confort de sus inquilinos, ya que ellos no son los que van a sufrir los problemas derivados de usar materiales de baja calidad y de tener paredes finas como hojas de papel donde no sólo se escucha hablar al vecino, sino que el calor y el frío se mueven a sus anchas.

¿Cuales son las ventajas de usar pintura térmica?

La principal ventaja es sin lugar a dudas el ahorro energético. La factura del gas no deja de subir por mucho que bajemos el consumo el precio seguirá aumentando. Usar esta pintura puede ayudar a reducir notablemente el coste de mantener nuestra casa a una temperatura agradable tanto en invierno con la calefacción como en verano con el aire acondicionado. Pero hay muchas más ventajas como veremos a continuación:

  • Reduce la contaminación acústica

    Al final, no deja de ser una capa más de aislante, que no sólo afecta a la temperatura, sino que también reducirá los decibelios de los ruidos que se produzcan en el exterior, y también podrás escuchar música con el volumen un poco más alto sin molestar a nadie. Tampoco esperes milagros, si montas una fiesta es probable que la policía acabe en tu casa, debemos respetar el descanso de los demás y tratar de convivir en paz y armonía.

  • Ayuda a prevenir la humedad y el moho

    Estas pinturas son antihumedad y antimoho, además de reducir la aparición de condensación, todo ello gracias a la RPT.

  • Sirve para cualquier superficie

    Da igual que sea cemento, hormigón, cemento o yeso, esta pintura se adhiere perfectamente a casi cualquier superficie, y se puede aplicar también en exteriores.

Tipos de pintura

En función de lo que se desee aislar, se puede distinguir entre pinturas para interior y para exterior.

Para pintar cualquier habitación que se encuentre dentro de un edificio, ya sea cocina, baño, salón o dormitorio, se utiliza la pintura de interior.
Para aislar un tejado o una fachada, así como aplicaciones industriales, se recomienda la pintura de exterior.

Sin embargo, recientemente se comercializan algunos tipos de pintura multiusos que no sólo sirven para todo tipo de superficies sino que además se pueden utilizar tanto en el interior como el exterior del inmueble. En nuestro catálogo disponemos de varios botes de distintos tamaños.

¿Cuál es la mejor pintura térmica del mercado?

La eterna pregunta, y que casi nunca tiene una única respuesta válida. En función de la situación se pueden recomendar diferentes tipos de pintura, ya que en algunos lugares hay problemas de humedad, en otros se produce condensación, o en otros la pintura se “bufa” al cabo de unos pocos meses, por poner varios ejemplos. Por último, el factor económico es determinante también ya que siempre será preferible obtener un producto que podamos permitirnos y que nos de un buen compromiso entre el precio y las prestaciones o capacidades termoaislantes, a descartar completamente usar cualquier tipo de pintura porque la mejor marca tiene precios prohibitivos que se nos van de presupuesto.

Existen muchas marcas y modelos de pinturas aislantes, y nosotros las hemos probado casi todas: Aislaccel, Sopgal, Arelux, Max, Eco, Pintagel, Rubson… En nuestro catálogo ofrecemos las que nos han dado los mejores resultados. Si buscas una marca o fabricante en concreto y no la encuentras entre nuestros productos, es muy posible que no sea demasiado buena o su precio nos parezca desorbitado y por ello hayamos decidido excluirla de nuestra selección, pero también pudiera ser que sea algo novedoso que aún no hayamos tenido tiempo de probar y corroborar si realmente cumple con las expectativa que genera, ya que nos preocupa más la satisfacción de nuestros clientes a largo plazo que vender a toda cosa.

Nosotros abogamos por la pintura térmica de calidad, duradera y de resultados contrastados. Siempre estamos abiertos a probar nuevos fabricantes y productos, y procuramos ofrecerte lo mejor siempre dentro de unos elevados estándares pero que también incluyen el sentido común, el menos común de los sentidos! Pues sabemos que para muchas familias no es viable los precios de algunos productos que se comercializan y por mucho que sea importante mantener la casa caliente y confortable, es más importante llegar a fin de mes.

¿Dónde comprar pintura térmica?

Hoy en día puedes comprarla en casi cualquier ferretería, y por supuesto si quieres, también está disponible online en nuestra web. Evidentemente es más probable que nosotros dispongamos de una gama más amplia de este tipo de pinturas que muchas tiendas físicas ya que como ya sabrás, nos especializamos en todo lo relacionado con la eficiencia energética, la conservación de calor/frío, la contaminación acústica, etc.

¿Cómo se aplica la pintura térmica?

En general, y salvo que las instrucciones de uso del fabricante indiquen lo contrario, este material se usa igual que cualquier otra pintura acrílica. En cualquier caso te detallamos el proceso a continuación:

  • En primer lugar hay que  limpiar la superficie donde se va a aplicar la sustancia
  • A continuación, hay que abrir el bote de pintura y remover suavemente el contenido y de forma manual, para que se mezcle bien y las propiedades del producto se distribuyan e forma homogénea.
  • El siguiente paso es diluir la pintura en un 5/10% de agua, y aplicar dos o tres capas con una brocha gorda o un rodillo. Tendrás que esperar unas horas entre capa y capa para que se seque bien antes de dar la siguiente mano de pintura.
  • Una vez acabado, hay que esperar uno o dos días para que se seque por completo y ya puedes volver a colocar tus muebles. Verás que el acabado es ligeramente rugoso aunque esto será casi imperceptible al tacto y aún más a la vista, esto es perfectamente normal y ya que apenas se nota a la mayoría de la gente no le molesta, pero si quieres, puedes darle otra capa de pintura normal encima hasta que quede completamente liso.

Esperamos haberte ayudado con nuestra guía, y estamos a tu disposición para cualquier duda o consulta.