6 Aislantes térmicos para viviendas [2019]

Cada año, a medida que se acerca el invierno volvemos a pensar en comprar aislantes térmicos de nuestra vivienda, para no helarnos de frío esta vez, y al final casi siempre aguantamos como podemos sin hacer nada, mas allá de comprar una manta más gruesa o un nuevo jersey.

Se acabó lo de pasar frío en invierno!

Pero este año tal vez podría ser diferente, ya que el mercado de los productos aislantes está evolucionando mucho, y hoy en día se pueden conseguir mejoras brutales a precio de ganga.

Y si te dijera que puedes ahorrar dinero en la factura del gas y que amortizarás tu inversión en muy poco tiempo?

Que aunque no puedas permitirte renovar las ventanas por unas con RPT, puedes conseguir una mejora importante con sólo instalar unas cortinas aislantes, o poniendo unos adhesivos en las juntas? Tu casa necesita una nueva capa de pintura?
Por qué no darle una capa de antihumedad y pintura térmica ya de paso? Entran corriente de aire bajo la puerta de la entrada?
También tenemos una solución económica para eso.

Si has respondido afirmativamente a una o varias de estas preguntas, es una buena noticia ya que significa que puedes hacer una serie de mejoras que tendrán en conjunto un impacto importante en la eficiencia energética y capacidad aislante de tu hogar.

A continuación mostramos un listado con los mejores productos del mercado para conseguirlo.

Listado de aislantes térmicos para casas

  • Pintura termoaislante para paredes

    Este producto es realmente revolucionario, ya que sirve tanto para pintar el exterior como el interior de tu casa o piso, y si la aplicas correctamente puedes lograr mantener hasta 5 grados de diferencia entre la temperatura del exterior y el interior de tu vivienda.

    Esto ayuda a que no sólo en invierno estés más calentito, sino que en verano estés más fresco también. Si le das una capa de pintura a tu casa puedes conseguir ahorrar hasta un 20% gracias al incremento de la eficiencia energética que obtendrás como resultado.

    Por último, pero no menos importante, esta pintura tiene una tecnología transpirable y antihumedad así que esa es otra preocupación menos.

  • Cortinas con aislamiento térmico

    Aunque parezca mentira, unas buenas cortinas opacas con material aislante pueden ayudar mucho, sobre todo si los vidrios son finos y/o los ventanales son de un tamaño considerable.

    Es evidente que las ventanas y las puertas son los dos principales focos por donde más perdida de energía o calor se producen, y por ello cualquier accesorio que ayude a reducir esas pérdidas es muy recomendable.

    Está demostrado que las cortinas más gruesas son las que mejor aislan, y por eso mucha se gasta auténticos dinerales en juegos fabricados a medida con telas super pesadas que bien podrían servir para hacer unos cuantos abrigos y un par de jerseys. Sin embargo, hoy en día se comercializan cortinas más modernas con capacidades térmicas, compuestas por telas o paneles con  revestimientos aislantes y espumas que mejoran notablemente sus capacidades aislantes y pueden ofrecer mejores resultados que las cortinas tradicionales.

    Lo más importante para maximizar la efectividad de las cortinas es que sobrepasen varios centímetros (cuanto más mejor por todos los extremos a la dimension de la ventana, sino el efecto se verá diluido por las partes de la ventana que no hayan quedado bien cubiertas. Aquí tienes una buena selección de las mejores opciones en relación calidad-precio de cortinas térmicas:

  • Adhesivos/Burletes para las juntas de las ventanas

    Además de un buen juego de cortinas, es importante que bloqueemos en la medida de lo posible las pérdidas que siempre se producen en las junturas, la parte más débil o ineficiente desde el punto de vista energético. Hoy en día se fabrican ventanas modernas que solucionan muy bien este problema con la famosa tecnología de la rotura del puente térmico. Pero valen una pasta, y aunque por supuesto deberían ser tu primera opción, si no puedes permitírtelas, es recomendable intentar mitigar estas posibles carencias en tus ventanas actuales.

    La técnica es bastante sencilla, aunque antes de nada debes asegurarte de escoger bien los adhesivos que necesitas, ya que los perfiles son distintos en función de el tipo de ventana.

    Como escoger los burletes adecuados para tus ventanas

    Tal y como hemos comentado, hay que escoger el perfil adecuado para la ventana en función de si es corredera, o abatible, y también en función de “holgura” o margen de separación que exista entre la ventana y el marco. En este video se explica detalladamente con ejemplos como saber cual es el producto adecuado para cada situación:

    Aquí tienes nuestra selección de burletes recomendados:

  • Como colocar los adhesivos aislantes en las ventanas

    Básicamente debes colocar el tubo adhesivo/espuma en los railes del marco de la ventana, y en los bordes de la propia ventana para que al cerrarla ambos estén en contacto, consiguiendo ese ansiado efecto aislante tanto sonoro como térmico. A continuación te mostramos un video donde se muestra en detalle como hacerlo.

  • Película aislante para ventanas

    En el caso de que el vidrio de tu ventana sea tirando a estrecho y consideres que se están produciendo perdidas a través del cristal, siendo la aparición de condensación  un posible indicativo, te recomendamos aplicar una lámina aislante que cubra la superficie del cristal para mejorar sus propiedades térmicas. La instalación es más o menos como cambiar el protector de pantalla del teléfono móvil, primero se limpia bien la ventana y luego se procede a colocar la lámina con cuidado y paciencia para que quede perfecto. En nuestra experiencia, el efecto es bastante limitado para ser honestos, aunque si que resultan útiles en verano para reducir los rayos UV y dar efecto de espejo o opacidad para una mayor intimidad si no se dispone de visillos o cortinas translúcidas. En cualquier caso son bastante económicos así que vale la pena probarlos.

  • Adhesivos para las juntas de las puertas

    Básicamente la idea es la misma que en las ventanas, si colocamos material aislante en las zonas de union tales como las bisagras y los bordes, conseguiremos retener el calor por más tiempo. Dado que las puertas se utilizan bastante a menudo, la vida útil de estos burletes es relativamente corta, pero dado su precio consideramos que merece la pena instalarlos para ver si el efecto conseguido nos convence.

    En nuestra experiencia la mayoría de la gente queda satisfecha, siempre que se combine con el resto de elementos aislantes, claro, ya que si no su impacto se reduce notablemente. Otra ventaja es que el mismo adhesivo nos puede servir tanto para las puertas como las ventanas, por eso conviene comprar uno o dos rollos grande que nos sirvan para tapar todas las rendijas de la casa.

  • Burletes de espuma para los umbrales de las puertas

    La parte inferior de la puerta es un mundo aparte, ya que por un lado queremos que se abra con facilidad y sin producir fricción con el suelo, pero por otro es una fuga importante de calor y una fuente importante de corrientes de aire, por lo que conviene colocar alguno de los siguientes accesorios para corregir estas deficiencias energéticas, alcanzando un compromiso entre la comodidad de abrir la puerta con facilidad y la capacidad aislante de la misma. Para ello disponemos de una gran variedad de modelos, aptos para todos los gustos: